¿Como evitar las consecuencias del estrés repetitivo?

Dra. Irma I Sierra, DC

La computadora diaria no es el único trabajo que causa estrés repetitivo.Es cualquier labor que haces, físicamente día a día, a tus músculos y articulaciones.Algunas de las peores lesiones relacionadas con el trabajo se producen como resultado de una misma acción (movimiento) que haz hecho por meses o años . En muchos casos, estas lesiones empeoran gradualmente con el tiempo hasta que te das cuenta cuando sale una molestia o un dolor intenso, adormecimiento y/ o perdida de fuerzas de la extremidades que estén siendo utilizadas constantemente (sus codos, muñecas, manos o dedos, piernas, pies).A veces te acostumbra a vivir con eso que se te olvida que lo tienes.

Sin embargo, ¿Que podemos hacer para combatir esta situación? Cualquier persona puede aplicar y combinar estos consejos, ya que un síntoma está relacionado con otro.

1.Siéntate derecho. Tenemos que controlar el sentarnos con mala postura (encorvado en forma C). Levántate de la silla cada 20 minutos. Si se trabaja más de cuatro horas diarias ante una computadora, manejando, al teléfono, o hasta parado, será raro que al cabo de algunos años no desarrolle algún tipo de daño en sus huesos y músculos. 


2.Sin duda que el mejor remedio es reducir las horas de trabajo, pero, si no hay otra opción, la mejor solución al alcance es hacer pausas frecuentes y aprender a usar adecuadamente el equipo de trabajo:teclados, “mouses” y sillas ergonómicas con curvatura lumbar, brazos, pedestales, pantallas computadora, zapatos acojinados, (damas con taco de una a dos pulgadas), disponer de buena luz. Edúcate con respecto a la ergonomía correcta para el lugar de trabajo.

3.Las pausas frecuentes debe de incluir ejercicios y relajación. Comenzando el día (y durante),respira profundo varias veces tratando de relajar el área tensa del cuerpo, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Gira lentamente el cuello mirando a la derecha e izquierda, hacia el techo y al piso cinco repeticiones cada una. Sube y baja los hombros, como diciendo, a mi ¿qué? Esto estimula la circulación en el cuello y los hombros.Para los brazos, muñecas, manos y dedos consiga una bolita de goma y aprieta 5 veces cada lado y mueva las manos haciendo girar en todas direcciones las articulaciones del puño. Para las pierna y pies sentado, endereza unarodillaa la vez y mueve cada pies en forma circular para la derecha y luego a la izquierda. Haz muecas y ríe para relajar los músculos faciales.Para la espalda, mejor en la casa, antes de salir y de noche,es acostarse boca arriba y llevar las piernas al pecho por 10 segundos, una a la vez, las dos.Debes repetir estos movimientos cada 3 horas o antes si tu cuerpo te lo pide. No digas:¡yo no tengo tiempo! Tiempo “perdido” a la larga es tiempo ganado en tu calidad de salud.Además, una vez creas el hábito, es súper sencillo y tonificante.Si tus compañeros de trabajo te miran raro, cuéntales lo que se están perdiendo, quizás se motiven a hacerlo contigo.

4.Visita a un doctor en quiropráctica regularmente.Un buen ajuste te ayuda a balancear tu esqueleto, músculos y sistema nervioso. Algunos lo complementan con masaje terapéuticos en sus clínicas. Y le pueden recomendarun programa de rehabilitación para ayudar a prevenir mayores lesiones, para estirar y fortalecer la zona.

5. Suplementa tu cuerpo con relajante musculares naturales que no causan sueño, antioxidantes y complejo de vitamina B.Ten en tu área de trabajo analgésicos tópicos fríos o de calor.Toma mucha agua.

6.Usa soportes magnético ortopédicos que te asista a para proteger e inmovilizar algo la zona, relajar esos músculos y las inflamaciones.

7.Tienes que tener un buen descanso nocturno, busca teces de tilo, manzanilla, suplementos de valeriana, pasiflora y duerme con una mascarilla magnética, que mientras bloqueas la luz, te ayuda a producir tu propia melatonina.

8.Si te ha causado ansiedad: cierra los ojos y visualiza un bello panorama del campo o la playa.Evita químicos, substituye por formulas naturales. Aprende a respirar muchas veces al día.

9.Si estás cansado, tienes que salir al sol un ratito. La luz del sol ayuda al cuerpo producir serotonina que mejora el ánimo y da vitamina D que ayuda a su sistema inmunológico, así que es ¡energizante! Observa tu dieta, suplementos, como duermes, la almohada que usas yfíjate en todo los artefactos eléctricos cerca de ti.Aplica campo magnético en tu vida diaria.

10.Desconéctate del trabajo cuando llegues a tu casa.Pon tu cuerpo y mente en otro estado de animo, para que puedas estar y comenzar relajado el próximo día.


La autora es doctora en Quiropráctica y experta en el campo de Biomagnetismo.Health Magnetic Store & More, Ave. Jesús T. Piñero 1053.Tels. 787-782-5767.

Puede visitar sus página de Internet: www.energiamagnetica.com o www.tuquiropracticopr.com