Quiropráctica Pediátrica

PorDra. Irma I. Sierra, FICPA

Muchos se preguntaran, ¿Quiropráctica para niños?, ¡si a ellos no le duele la espalda!

Y tienen razón, la gran mayoría de niños que visitan al quiropráctico no es para dolores de espalda es para un mejor funcionamiento, y para prevenir problemas espinales que podrían salir ya sea por las caídas tontas al comenzar a caminar,correr bicicleta, patines, patinetas, saltar o brincar, de cargar bultos pesados, de sentarse con mala postura al ver televisión, usar computadora o juegos electrónicos.Como pueden observar nuestros niños están expuestos a muchas actividades el cual la columna vertebral puede ser afectada, si no lo ha heredado.

Dirán,si es solo una espalda.Pues no, es mucho más que una espalda- es donde se guarda el cordón espinal, el que lleva los mensajes del cerebro hacia el resto de su cuerpo.Por eso es necesario mantener su columna vertebral libre de interferencias y de tensiones posturales.

Los 24 pares de nervios espinales salen porunoshuecos en ambos lados de la columna vertebral y de allí se reparten a todo su cuerpo.Para que un cuerpo funcione en optimas condiciones todos esos nervios deben de estar sin interferencias, sin presión de vértebras o subluxación, que llegue bien ese mensaje a nuestros órganos, para poderse parar más derecho, para que las tensiones no se acumulen,para que pueda digerir,respirar,pensar, y todo eso que nos hace vivir. ¡A esto es lo que me refiero un buen funcionamiento!

Nacimos con la columna vertebralen forma deC.Cuando comienza a levantar la cabeza va desarrollando la curvatura cervical.Y al gatear se forma la curvatura lumbar. La formación de las curvaturas espinales es esencial para un buen desarrollo. Empeora, por ejemplo, si en la barriga de la mamá estuvieron sentados, o su proceso de nacer fue por muchas horas de parto, cesáreas o fórceps.Y si no pasó ningún trauma así,mientras los niños van creciendo y haciendo lo mencionado en el primer párrafo, su espina va cogiendo carga y entonces sufren de subluxaciones y espasmos.A temprana edad no sienten dolor de espalda, esa parte sensorial del Sistema Neurológico no esta muy desarrollado, pero, otros síntomas ocurren.

Si supieran los tantos síntomas pediátricos que los ajustes Quiroprácticos ayudan.Lo más comunes son los catarros, fiebres, dolores de crecimiento, oído, garganta,cabeza, estomago, reflujo, vómitos, estreñimiento, diarrea, asma, orinarse en la cama, problemas de déficit de atención con o sin hiperactividad, y deportistas, sin tener que recurrir a tantos medicamentos.Por eso es importante una evaluación. No es bueno comenzar tu vida con esa interferencia.

En plena etapa de la pubertad comienzan a sentir malestares que van y vieneny en la mayoría de casos son ignorados. Además con los cambios hormonales pueden desarrollar otras curvaturas, conocidas como la escoliosis. Después se manifiestan con las cargas ya de tensiones del diario vivir de la Escuela Superior oUniversidad, Y si lamentablemente no conocen de Quiropráctica desde temprana edad estas desviaciones podrán acompañarlos a edad adulta y entonces dirán necesito un Quiropráctico, ¡no aguanto más!

Y padres, no tengan miedo, a ellos le fascina. No es como a los adultos.En la primera visita tienen el análisis de la postura, palpación de la espina,verificar sus curvaturas, se escanea la espina y de ser necesarias se piden radiografías.Comienza el ajuste, que consiste en localizar la o las vértebras que han perdido su posición normal (subluxación) y brindar rápidamente un empuje específico y de baja fuerza.Los ajustes pediátricos van cambiando según la edad del niño.Si es recién nacido es con el dedo meñique y sin fuerza.Mientras su espina va creciendo y fortaleciéndose se cambia la técnica al dedo índice o pulgar. También existen instrumentos para sustituir el ajuste manual.

Aclaro que por ajustarse no quiere decir que sus hijos no les den malestares ni dolores, ni escoliosis.Hay que estar conciente que ellos ni nosotros estamos quietos, que a veces tenemos que hacer desarreglos físicos y nutricionales,que podemos tener malos ratos, accidentes o caídas.Hay tres causas de subluxaciones: físico, químico y emocional. Reconocemos que debemos observar nuestras vidas y mantener su salud con ajustes quiroprácticos.Así puede combatir mejor estos tres factores.Incluyo algunos ejemplos.

1) Físico-bultos pesados, movimientos repetitivos, mala postura, muchas horas sentadas o de pies, dormir mal, accidentes, caídas, fuerzas, falta o exceso de ejercicio.

2) Químico-comidas ligeras y en exceso, chips, dulces, refrescos, poca agua, contaminación del aire, cigarrillos, licor.

3) Emocional- una nota mala, se le olvido o no trajo el material a o de la escuela, perdida de un ser querido o mascota, separación,divorcios, cambios de escuela o trabajo, exceso o faltade trabajo, pensar negativamente.

Adultos y niños sufren de estos factores diariamente y el ajuste Quiropractico fortalece su sistema neurológico para que puedan luchar con el diario vivir. Visite a su doctor(a) de Quiropráctica regularmente y lleve a toda su familia.Ya ve, ¡no tiene que ver con los dolores de espalda!

Jarrot Sierra Health & Wellness Center 787.277.5967, Ave. Jesús T. Piñero 1051, San Juan PR 00920