Skip to main content

Apollo2000P 2

La terapia de láser frío que se ofrece en la Clínica Quiropráctica Jarrot Sierra es la más avanzada y moderna ayuda para la regeneración de tendones y ligamentos, la misma ayuda a disminuir las inflamaciones debido a que el láser funciona al nivel de las células. Con esta terapia evitamos que nuestros pacientes recurran a la cirugía para corregir problemas de discos, meniscos, desgarres de ligamentos, túnel carpiano y nervios pinchados, entre otros. Los beneficios de la terapia de láser son maravillosos, sólo tienen que escuchar los testimonios de cualquiera de nuestros pacientes.

¿Cómo funciona la terapia de láser frío?

La terapia de láser frío es una forma de fototerapia o terapia de luz. El instrumento de láser frío produce un haz de luz que se aplica sobre el área lesionada para estimular la curación. Este tratamiento no produce dolor.

Cuando la luz del láser se absorbe por el tejido vivo, esto desencadena reacciones biológicas en las células. Se producen sustancias químicas que se liberan y son transportadas a través de la sangre y el flujo linfático a otras partes del sistema. De esta forma, los efectos de la luz de laser frío son locales y además pueden lograr respuestas fisiológicas sistemáticas amplias: reducción del dolor al causar la producción de endorfinas, que son los analgésicos naturales del cuerpo; reducción de la inflamación al suprimir las enzimas inflamatorias que crean hinchazón, enrojecimiento, dolor y calor; aumento en el drenaje linfático, que aumenta la circulación y acelera la curación; suelta los músculos tensos que crean dolor crónico, problemas en las coyunturas y disminución en la movilidad; reparación ósea más rápida al estimular la proliferación fibroblástica y osteoblástica.

Connect With Us